Si vas a cambiar o reformar tu cocina y olvidar por completo ese mobiliario pasado de moda, has de saber qué la nueva tendencia en cocinas requerirá por tu parte una dosis extra de orden.

Y es que, el almacenamiento abierto llega pisando fuerte y lo hace por dos razones que sin duda te van a convencer:

  • Para ganar en personalidad.
  • Para ahorrarte tiempo y dinero.

¿No te queda claro aún? Lee con atención.

Carácter en cada detalle

Las estanterías abiertas suponen un valor añadido en la decoración de tu cocina, no solo por el diseño de la pieza en sí, si no por los elementos de decoración que ubicarás en ellas.

En contraste con el resto del mobiliario, integradas, flotantes, macizas o caladas, de materiales diversos, con iluminación propia… las estanterías contribuyen a armonizar el espacio o, todo lo contrario, a fomentar la disparidad.  Sea cual sea el objetivo, las estanterías funcionan a las mil maravillas como elementos de diseño.

Si además las acompañamos de elementos muy personales, accesorios exóticos o piezas de cocina únicas, el resultado será una cocina de gran carácter y personalidad.

Todo lo que necesitas, a la vista

Tu nueva cocina puede incorporar estanterías decorativas en las que colocar bonitos accesorios, plantas aromáticas o esa vajilla tan original y preciada que empleas en contadas ocasiones.  Pero también puedes añadir estanterías diseñadas para proporcionar un alto grado de almacenaje destinado a los productos de alimentación diarios.

Se acabó abrir todos de cajones y puertas de la cocina en busca de esa cajita de té que tomas muy de vez en cuando y de arrastrar sillas, taburetes o escaleras para subirte encima y husmear en cada recóndito rincón del armario. Las estanterías son espacios abiertos y, bien organizados, nos permiten acceder (visual y físicamente) a cualquier producto de forma rápida y muy cómoda.

Además, las estanterías abiertas siempre resultarán una opción perfecta frente al mobiliario cerrado para quienes desean una cocina más sencilla, ya que la incorporación de cajones o puertas puede encarecer el diseño final.