Un año más, la firma Pantone ha hablado y ha propuesto el azul clásico como color de moda para este próximo 2020. 

¿Qué significa dicha elección? Que este maravilloso azul, ideado para transmitir elegancia y serenidad, ha sido llamado para apoderarse de todos los nuevos espacios que proyectemos en nuestro hogar, incluida la cocina.

Accesorios que invitan a la calma

Diseñadores de interiores y fans del buen gusto y las tendencias buscan ya accesorios en azul clásico para brindar a las nuevas cocinas esa atmósfera de calma tan deseada en el interior del hogar.

Y es que, aunque un ambiente sosegado es bien recibido a cualquier hora del día y en cualquier lugar, desayunar en armonía o tomar el último bocado del día envueltos en este clima no tiene precio.

Entre los complementos más codiciados para conseguir ese efecto del que hablamos está, sin duda, la vajilla en azul clásico, sobre todo si incorpora motivos acuáticos o geometrías en tonos blancos o grises y decora, además, alguna de las estanterías de la cocina. La lámpara que alumbra la zona destinada al comedor, el tapizado de sillas y taburetes, y la mantelería son otros buenos ejemplos.

Suelos y paredes con los que soñar

Dedicar una de las paredes de nuestra cocina al color del año o el frontal de la misma es una magnífica idea. 

Y es que, el azul clásico logra que nuestra imaginación y pensamientos vaguen libremente liberándonos de cualquier ápice de estrés. 

Un efecto que podemos lograr también tiñendo nuestros suelos de azul clásico, bien de la mano de baldosas hidráulicas o de hormigón pulido.

Sea cual sea tu opción, no dejes la oportunidad de incorporar el color de moda a tu nueva cocina, sea en forma de pequeños accesorios o tiñendo suelos y paredes.

El mix perfecto 

Una forma idónea de integrar el azul clásico en tu cocina es apostar por el mármol veteado en tonos grises para conseguir un contraste cromático perfecto.

Puedes emplear este último en suelos, paredes, en la encimera o en el frontal de tu nueva cocina

El azul clásico combinado con el mármol veteado resultará un acierto para quienes, además de armonía, buscáis sofisticación.