Las puertas acristaladas en la cocina se han convertido en una tendencia en auge, ofreciendo una fusión perfecta entre la amplitud de los espacios abiertos y la comodidad de los compartimentados. En + Cocina, somos expertos en este tipo de soluciones y te guiaremos a través de todo lo que necesitas saber para instalarlas en tu hogar.

¿Dónde colocar puertas acristaladas?

Las puertas acristaladas son ideales para cocinas semiabiertas, ya que permiten que la luz natural fluya libremente, iluminando la estancia de forma natural. Esto es especialmente beneficioso en cocinas sin ventanas exteriores, donde la luz de otras zonas como el salón o el comedor se convierte en esencial. Además, las puertas acristaladas aportan una sensación de amplitud, que se ve reforzada por la transparencia del vidrio y su capacidad reflectante. En cocinas pequeñas, oscuras o estrechas, este efecto resulta especialmente útil para crear un ambiente más diáfano y agradable.

Si optamos por hojas simples y correderas que vayan del suelo al techo, estaremos primando la visualización de la estancia: el mobiliario y otros elementos de cocina, decorativos o de uso diario. Es decir, la puerta pasará inadvertida, haciendo gala de su funcionalidad como elemento delimitador para los ruidos y olores.

Si por el contrario optamos por puertas con perfiles, por ejemplo en un elegante acabado negro mate, añadiremos un plus de sofisticación y personalización, obteniendo esa estética específica que siempre hemos buscado para nuestra la cocina.

 

Ventajas de las puertas de cristal en función de su disposición

Las puertas acristaladas no solo mejoran la apariencia de la cocina, sino que también la hacen más funcional y agradable. La luminosidad, la amplitud visual, la estética, la facilidad de limpieza y las múltiples opciones de personalización son solo algunos de los beneficios que ofrecen.

  • Estética moderna y elegante: Las puertas acristaladas añaden un toque contemporáneo y sofisticado a la decoración, combinando a la perfección con cualquier estilo.
  • Luminosidad: El vidrio permite el paso de la luz natural, iluminando la cocina de forma natural y creando un ambiente cálido y acogedor.
  • Amplitud visual: La sensación de espacio aumenta gracias a la transparencia del vidrio y su efecto reflectante. Esto es especialmente beneficioso en cocinas pequeñas.
  • Facilidad de limpieza: Las puertas acristaladas son muy fáciles de limpiar y mantener, con solo un paño húmedo.
  • Personalización: Existe una amplia variedad de diseños, desde puertas simples hasta opciones con perfiles decorativos, para adaptarse a cualquier gusto y estilo.

En + Cocina, te ofrecemos un asesoramiento personalizado para que encuentres las puertas acristaladas perfectas para tu cocina. Te ayudamos a elegir el tipo de vidrio, el sistema de apertura, los perfiles y los herrajes que mejor se adapten a tus necesidades y estilo. No dudes en contactarnos para más información. ¡Juntos crearemos la cocina de tus sueños!

 

 

Si te ha gustado, quizás te interese

¿Buscas ideas para tu hogar?

SÍGUENOS