Si vas a reformar tu salón o rediseñar tu cocina, seguro que te has planteado qué será mejor: hacerlo a la manera tradicional, cocina por un lado y salón por otro, o subirte al carro de las nuevas vanguardias, aquellas que optan por integrar y fusionar espacios, ya sea de forma íntegra o parcial.

Te presentamos algunas peculiaridades de estas tendencias, para que puedas decantarte con mayor seguridad.

Cocinas cerradas: las ventajas de la opción clásica

Se trata de la elección ideal para quienes no se preocupan por los metros cuadrados o creen que no van a poder mantener a raya el orden en la cocina. Para los primeros, lograr un efecto de amplitud o abrir espacio en la vivienda no es una necesidad, ya que cuentan con una casa lo suficientemente amplia como para disponer de una gran cocina, por un lado, y un gran salón, por otro. Si se dispone de luz natural a raudales en cada una de las estancias, la necesidad es aún menor.

Para los segundos, quienes no tienen tiempo de recoger la cocina hasta llegada la noche o son de acumular y acumular en la encimera, tampoco es buena idea abrir la cocina al salón, pues la sensación de desorden sería continua en la principal sala de estar de la casa.  Para todos ellos, lo mejor es contar con espacios estancos. 

Otras veces, esta opción es obligada, al no estar la cocina y el salón contiguos. ¿Las ventajas de contar con estancias independientes? Evitamos la propagación de olores, de ruidos y el tener que preservar el orden en la cocina continuamente; también eludimos la necesidad de apostar por un estilo de decoración único con el fin de armonizar cocina y salón.  Además, ganamos en intimidad. 

Abiertas y semiabiertas: una apuesta por la amplitud y la estética

Las cocinas abiertas o semiabiertas son idóneas en aquellas viviendas donde los metros cuadrados escasean, pues además de ganar terreno a la casa (al tirar tabiques) estarás fomentando la sensación de amplitud a través del diseño, la distribución y la luz natural.

Las cocinas abiertas totalmente al salón dan como resultado una estética maravillosa en un espacio muy abierto y fluido, si la composición es buena y se saben aprovechar los recursos del inmueble, de ahí que en +COCINA trabajemos solo con proyectos totalmente personalizados y adaptados

En las de carácter semiabierto puedes ganar algo de independencia y practicidad sin renunciar a la armonía entre los espacios ni a la sensación de profundidad. Las mamparas de cristal, las barras con ventana…, son recursos que te ayudarán a compartimentar el espacio y a conectarlo a la vez de forma sublime.

 

¿Cuál es tu apuesta en la reforma de tu hogar?