Cómo distribuir el salón cuando comparte espacio con la cocina

Inicio/Muebles hogar/Cómo distribuir el salón cuando comparte espacio con la cocina

Abrir espacios, proyectar lugares diáfanos y compartidos no es sencillo. Por eso es habitual confiar estos proyectos de interior a manos expertas, acostumbradas a concebir cocinas dentro del hogar desde un punto de vista integral, funcional y estético. Aún con todo, para que pueda servirte como punto de partida, te damos algunos consejos que no debes olvidar:

 

  1. La gran mesa de comedor, siempre frente a la cocina.

Emplazarla frente a la cocina o frente a la isla o península de la misma, si es que contamos con una, no solo servirá de elemento de transición, unificador, sino que es una apuesta por la comodidad a la hora de servir los platos. Además, al tratarse de un mueble bajo, no impedirá el paso de luz natural del salón a la cocina, si es que esta es demasiado oscura.

  1. Los sofás, de espaldas a la cocina, pero bajos.

Un sofá de espaldas a la cocina delimitará perfectamente la zona de estar. Sin embargo, apostar por un modelo bajo es hacerlo por la posibilidad de entablar conversaciónEs decir, como anfitriones, podremos seguir el ritmo de quienes, al sofá, disfrutan de un aperitivo, y no nos sentiremos aislados.

  1. Las alacenas o estanterías altas, a un lado de la gran mesa.

Apostadas en la pared, a un lado de la gran mesa y cerca de la cocina, ese es el lugar de las vitrinas y estanterías altas, de tal forma que la vajilla o utensilios que atesoran permanezcan a mano cuando los necesitemos.  Con esta disposición, lograremos, además, que no se interpongan en el paso de la luz natural.

  1. Las alfombras, sólo en la zona de relax

Es un error ubicar alfombras en la zona destinada a comer o entre la gran mesa y la cocina, pues además de ensuciarse asiduamente podrían provocarnos un tropiezo y la consiguiente caída, con platos, cubiertos o vasos incluidos. Las alfombras, mejor dejarlas para la zona de estar, bajo la mesa de centro.

  1. La televisión, frente a la cocina.

Poder ver la televisión mientras cocinamos ayuda, sobre todo si nos espera una ardua mañana frente a los fogones por delante. Colocar la televisión del salón de frente será un plus, en especial si esta última es de reducidas dimensiones y no da lugar a colocar este dispositivo. Si la cocina cuenta con isla de cocción, ver la tele será aún más cómodo.

 

¿Quieres más consejos sobre la distribución de tu salón? Pide asesoramiento experto, no lo dudes.