Encimera con fregadero integrado: la mejor decisión para tu cocina

 

Limpios, modernos, perfectamente adaptables, responsables de una mayor optimización del espacio en la encimera… Los fregaderos integrados son, hoy en día, la mejor opción para tu cocina.

Llegaron para tomar el testigo de los fregaderos bajo encimera, por entonces, los reyes de la cocina al eliminar molestas juntas, facilitar las labores de limpieza y ganar pequeños centímetros de espacio de trabajo. Y desde entonces, son la mejor opción gracias a sus múltiples ventajas:

 

Carecen por completo de juntas, no solo visibles, también de las que se ocultan, pues encimera y fregadero forman parte de una misma pieza, acabando así con uno de los mayores problemas de higiene en el lavabo de la cocina.

Ganan varios centímetros de encimera respecto a los fregaderos convencionales, ya que prescinden de juntas y accesorios de montaje.

– Al ser del mismo material y color que la encimera (los hay de cerámica, granito, mármol, acero, cuarzo…), crean un efecto de uniformidad y continuidad difícilmente superable por otro tipo de fregadero. Visualmente, la cocina parece mucho más limpia y amplia.

En estética y diseño, se llevan un diez. Compatibles con todo tipo de estilos, de líneas depuradas, sinuosas o redondeadas, sin desniveles ni separaciones, la sensación es todo equilibrio y uniformidad.

– Son totalmente personalizables. Encontramos este tipo de fregadores en multitud de medidas, lo cual permite gran flexibilidad a la hora de encajar el fregadero adecuado para el diseño de la cocina y de nuestras necesidades.

– Para quienes desconfíen de la dureza de este tipo de fregaderos en el caso de contar con materiales como, por ejemplo, Silestone®, debemos señalar que presentan una alta resistencia al rayado, una prolongada durabilidad y las más altas prestaciones.

 

Y si tenemos que añadir algún tipo de desventaja, esta sería su coste, más elevado que los modelos que van sobre o bajo la encimera, sin embargo, existen multitud de fabricantes y gamas, por lo que podrás escoger un fregadero integrado en la encimera que se ajuste a tu presupuesto.

 

Fregaderos integrados en la encimera: un plus de elegancia y comodidad que cambiará por completo la imagen de tu cocina.