Seguramente, la encimera sea el accesorio de cocina que más nos cueste decidir. Las hay de tantos colores, dimensiones, materiales y acabados que decantarse por una en cuestión no resulta fácil. Aunque, si existe una encimera elegante por naturaleza, esa es la encimera de piedra.

Duraderas y bellas a partes iguales

Las encimeras de piedra son tremendamente estéticas, además de presentar propiedades funcionales y técnicas que difícilmente pueden superar otros materiales. Naturales, robustas, duraderas y muy resistentes a golpes, arañazos, manchas, altas temperaturas, a la absorción de humedad, a diversos químicos y a los rayos UV, las encimeras de piedra, en sus diferentes versiones, cuentan con prestaciones extraordinarias que, sin duda, mejoran el rendimiento de nuestra cocina a largo plazo, su aspecto y nuestra comodidad.

Diferentes materiales para todo tipo de gustos, tendencias y necesidades

Las encimeras de mármol, granito y cuarzo son las más empleadas en las cocinas de uso diario por su resistencia, dureza y ciclo de vida en perfectas condiciones. Además, apenas requieren mantenimiento, se limpian fácilmente y soportan a la perfección descuidos tan comunes en la cocina como la colocación de recipientes directamente retirados del fuego, un error que podría marcar para siempre encimeras confeccionadas con otro tipo de materiales.

La suma de su belleza, prestaciones y posibilidades en diseño y acabados frente a las encimeras laminadas, de madera, acero inoxidable y porcelánicas queda patente a simple vista, si bien el precio suele resultar, en la mayoría de los casos, algo más elevado, de ahí que no sea la opción número uno para algunos consumidores.

Encimeras de mármol: las más delicadas

Material muy duro, resistente al calor y disponible en diversos colores y acabados, el mármol convierte cualquier encimera en un producto de lujo por su elegancia estética. Sin embargo, su porosidad representa el mayor punto débil de este material natural, ya que puede absorber aceites que dejarían manchas en la superficie.

Encimeras de granito: las más comunes

Resistente y duradero, el granito se limpia con mucha facilidad y es resistente al fuego. Su calidad, a un precio moderado, ha convertido las encimeras de granito en las favoritas de muchos consumidores que desean apostar por la funcionalidad y la comodidad.

Además, los acabados del granito son múltiples, ofreciendo una gran versatilidad a la hora de jugar con distintas propuestas y combinaciones estéticas en la cocina.

Encimeras de cuarzo y resina de poliéster: la última moda

Comenzaron a causar furor hace una década, cuando el color empezó a invadir las cocinas y este material nos proporcionaba cualquier tonalidad homogénea que imaginásemos y los acabados más diversos. También conocidas como encimeras de Silestone , son resistentes y no requieren apenas limpieza, aunque sí extremar las precauciones con las fuentes de calor y ollas y cazos a gran temperatura.

La mayoría de modelos son antibacterianos y se han convertido en sinónimo de modernidad. En lo que respecta al precio, resultan más baratas que el mármol y el granito, aunque en este último caso, depende del modelo, dimensiones y color.

 

Se supone que una encimera dice mucho de una cocina y de quien se mueve en ella, así que, antes de decantarte por uno u otro modelo de piedra, piensa en ti, en tus necesidades, en tu forma de vida y en qué prestaciones debería cubrir esa parte tan esencial de tu cocina. 

Y si aún así no lo tienes claro, confía en un grupo de profesionales. En Más Cocina te asesoraremos para encontrar la encimera de piedra perfecta para tu hogar.