Quizás puedas prescindir de mobiliario a medida en los baños de tu vivienda, en las habitaciones o incluso en el salón. Pero jamás debes hacerlo cuando se trata de tu cocina. Apostar por una cocina a medida es hacerlo por un diseño pensado para ti y tu familia, un diseño que te acompañará durante años sin que en ningún momento te arrepientas de haber aprovechado poco el espacio o de no haber prestado más atención a la comodidad.

Y es que, gracias a un diseño a medida lograrás tener a tu alcance todo lo que deseas para tu nueva cocina sin desperdiciar ni un metro cuadradoPero no solo eso, podrás además incrementar las ventajas que brinda el espacio y explotar al máximo sus características y peculiaridades en beneficio propio.

Todo cabe en una cocina a medida, incluso en las más pequeñas

No importa si tu cocina está abierta al salón, es excesivamente estrecha o cuenta con poquísimos metros cuadrados, podrás incluir todo lo que necesitas gracias a un profesional que diseñará para ti un espacio muy personal.

Columnas en las que pueden integrarse hasta tres electrodomésticos, zonas de cocción independientes que incluyen un espacio destinado a comer, campanas encastradas en la encimera y extraíbles que no restan espacio en la pared, módulos de almacenaje que se atreven con cualquier forma y medida, por muy pequeña y enrevesada que sea… En el diseño de cocinas caben mil posibilidades que un buen experto sabrá como emplear.

La clave es aprovechar al máximo el espacio sin caer por ello en la tentación de saturar. Y es que, solo un profesional conseguirá maximizar los metros cuadrados sin perder esa sensación de amplitud y limpieza que todos buscamos.

Cocinas que saben aprovechar las cosas buenas de tu vivienda

Sacar partido a la luz natural y al paisaje exterior que ofrecen los amplios ventanales, jugar con la belleza visual de unas antiguas vigas de madera, integrar de forma idónea pequeños ejemplos de antiguos revestimientos que aún perduran, conseguir una cocina abierta perfectamente integrada en el salón…, son ejemplos de diseños que tan solo se consiguen con una cocina a medida pensada en el espacio que va a ocupar dentro de tu hogar.

Diseños que trascienden más allá de la cocina y que se esfuerzan por que esta conviva en perfecta sintonía con los espacios aledaños.

Solo por eso, ¿no merece la pena una cocina a medida?