¿Qué estilo encaja con tu nueva cocina?

Inicio/Amueblar cocina/¿Qué estilo encaja con tu nueva cocina?

Hablar de estilos era, hasta hace bien poco, exclusivo del mundo de la moda. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, los estilos se han apoderado de la decoración de nuestros hogares, teniéndolos en cuenta incluso para decorar un espacio tan funcional como el de la cocina.

Acordes con tu casa, con el entorno y con tu manera de vivir

Podríamos decir que el estilo que debes escoger para tu próxima cocina ha de responder a tres factores:

  1. Al tipo de vivienda. ¿Estamos hablando de un apartamento o de una casita en mitad del campo?
  2. Al entorno: ¿ese apartamento está situado en el centro de la ciudad o en un núcleo rural?
  3. Al estilo de vida que llevas: ¿vives solo y apenas cocinas o cuentas con una gran familia adicta a las comidas caseras?

Como ves, todo influye a la hora de escoger el estilo más adecuado para ti y para tu cocina, porque cada familia es un mundo, cada vivienda, una realidad, y nada tienen que ver una cocina de estilo rural con una nórdica, vintage, industrial o vanguardista.

 

Estilos que deberías tener en cuenta a la hora de diseñar tu cocina

Si tu apuesta es por la funcionalidad, la sensación de amplitud y claridad, la versatilidad y la sencillez, una cocina de estilo nórdico te conquistaráEl minimalismo y los colores claros propios de estas cocinas son perfectos aliados si vives en un piso o apartamento de pequeñas dimensiones, si sois muchos a la mesa y el orden ha de imperar por encima de todo.

El estilo vanguardista apuesta por la modernidad, la tecnología y un extra de glamour y sofisticación que encaja a la perfección en ese tipo de cocina abierta al salón que tanto se lleva ahora, muy propia de viviendas modernas donde entre semana se come en la oficina y el fin de semana, se cocina en casa. Lo mismo ocurre con el estilo industrial, perfecto para esos lofts que rompen con la estética prestablecida y que saben sacar partido a todas esas antiguas estructuras como paredes de ladrillo, tuberías visibles, muros de hormigón y vigas de hierro forjado convirtiéndolas en un ejemplo de integración y diseño.

El rústico es un estilo que pide a gritos contacto con la naturaleza, elementos orgánicos, mucho espacio para cocinar y compartir, agradables vistas a un exterior eminentemente verde. Si vives en el campo o en un entorno rural, descántate por una cocina de estilo rústico, donde impere la madera y la piedra.

¿Y qué hay del estilo vintage? Acogedor e impactante a partes iguales, el vintage necesita de altas dosis de originalidad y buen gusto, de complementos coloridos, de baldosas geométricas, de mobiliario restaurado y de algún electrodoméstico que simula ser de otra época. Quizás no siempre resultará excepcionalmente funcional o cómodo, pero si es seguro que conseguirás el efecto visual deseado en tu cocina.