Qué hay que tener en cuenta al comprar una cocina

Inicio/Amueblar cocina/Qué hay que tener en cuenta al comprar una cocina

Quizás no sea para toda la vida, pero casi. Una cocina ha de permanecer en perfecto estado muchos años, al fin y al cabo, se trata de una de las mayores inversiones que harás en tu nuevo hogar o en la reforma de tu vivienda. Así que, ¿cómo acertar a la hora de comprar la cocina adecuada? Te en cuenta estos consejos:

  1. Prioriza tus necesidades. Ten en cuenta que precisa tu cocina para que responda perfectamente a tu estilo de vida y hábitos cotidianos. Una mesa en la que quepa toda la familia a la hora de comer, un gran horno en el que proseguir tu actividad repostera, campana superestractora para una cocina abierta al salón… Cada cocina es un mundo, pues ha de amoldarse a la perfección a cada familia. No solo eso, también a cada espacio.

  2. Mucho realismo. Sé consciente del espacio disponible. Los metros cuadrados y la distribución de tu hogar cuentan. Eso no quiere decir que debas renunciar al sueño de una cocina bonita y perfectamente equipada, de hecho, si recurres a expertos en proyectos integrales de cocina lograrás un resultados a la altura de tus expectativas, incluso en el apartamento más pequeño, pues para eso son especialistas. Ellos aprovecharán al máximo los metros cuadrados disponibles y sacarán partido a cada detalle de tu vivienda.

  3. El presupuesto no es un inconveniente. Afortunadamente, el mundo de las cocinas ha evolucionado notablemente en los últimos años, proporcionando al consumidor una amplia gama de soluciones, acabados, innovaciones tecnológicas, etcétera para todos los bolsillos. Fija tu presupuesto y cíñete a él, tu equipo asesor para el diseño de la nueva cocina sabrá cómo conseguir el resultado que buscas sin gastar de más. Eso sí, asegúrate de que los profesionales escogidos trabajarán sobre un presupuesto cerrado.

  4. Antes de comprar el mobiliario, toma ciertas decisiones. Cambiar los revestimientos (alicatados de suelos y paredes), hacer obra para ganar metros cuadrados o conseguir más luz natural, incluir nuevas tomas o puntos de luz… Una vez coloques el nuevo mobiliario, llevar a cabo este tipo de reformas será mucho más complicado, así que, hazlo antes. De nuevo, déjate asesorar por quienes más saben de proyectos de cocina y si pueden acometer todas estas actuaciones de forma integral y coordinarlas, mucho mejor.

  5. La calidad, el quid de la cuestión en una cocina. Nunca la calidad fue tan importante a la hora de equipar tu vivienda. Este aspecto, en la cocina, es fundamental. Como decíamos al principio, la cocina no es algo que vayas a cambiar a menudo y el uso que se hace de ella es constante y exhaustivo. De hecho, quienes se decantan por una cocina extremadamente barata acaban por pagarlo con puertas descolgadas en pocos tiempo, encimeras que pierden color, sistemas de amortiguación en cajones rotos… Apuesta por la calidad en electrodomésticos y en mobiliario, no te arrepentirás.

  6. El montaje y la atención al cliente. Instalar una cocina con precisión es importantísimo para garantizar su calidad, resistencia y durabilidad. Lamentablemente, no existen muchos equipos expertos en este sentido, de ahí la importancia de contar con un estudio de cocina que cuente con verdaderos profesionales dotados de larga experiencia en montaje de muebles de cocina. Si además son capaces de ofrecerte una asistencia rápida, sin contratiempos y con un servicio de atención al cliente capaz de responder ante cualquier imprevisto, habrás acertado.