¿Quieres prescindir de los muebles altos? Te decimos cómo organizar los bajos

Inicio/Amueblar cocina/¿Quieres prescindir de los muebles altos? Te decimos cómo organizar los bajos

Una cocina no tiene por qué contar con muebles altos para estar bien equipada. Basta con que los bajos reúnan las características necesarias para que en tu cocina no falte de nadaDe hecho, hay quienes prefieren prescindir de mobiliario en altura, bien porque resta luminosidad a la cocina, porque esta es demasiado pequeña o, todo lo contrario, porque es muy amplia. Hay quienes, directamente, no pueden recurrir a ellos como les gustaría porque cuentan con cocinas abiertas o semiabiertas al salón.

Sea como sea, te contamos cómo lograr el resultado perfecto:

  1. Apuesta por los cajones.

Resultan más accesibles que los módulos con puertas, nos ayudan a clasificar mejor los utensilios o alimentos, a tener los más a manos y a no dejarnos nada durante meses en esos fondos lejanos y oscuros que a menudo genera el mobiliario con puertas. Los cajones modernos son, además, de alta capacidad. Nos referimos a los denominados gaveteros, concebidos para guardar vajilla y batería. Ganarás espacio y comodidad. 

  1. Las columnas, un gran recurso

Una columna hasta media altura o hasta el techo en la que integrar cajones, el horno y el microondas te dará un balón de oxígeno en la cocina si no cuentas con mucho espacio. Los módulos verticales extraíbles con baldas o cestas para colocar alimentos o con compartimentos para productos de limpieza representan igualmente una salvación.

  1. Esquineros aprovechados

Las cocinas en forma de U permiten aprovechar al máximo la capacidad de almacenaje inferior en tu cocina. Sin embargo, las esquinas siempre suponen un problema de aprovechamiento. ¿O eso era antes? El nuevo mobiliario ofrece soluciones innovadoras para estos huecos. Sistemas de fácil apertura y accesibilidad que nos permiten guardar decenas de cosas y tenerlas a mano en cuestión de segundos. 

Se trata de aprovechar las paredes al máximo y de ganar almacenaje con cada metro.

  1. Siempre a medida

El mobiliario a medida es fundamental para ganar espacio, pues se adapta perfectamente a las dimensiones y formas de la estancia, pudiendo salvar columnas e incluso plantear recursos tan útiles como las oquedades en la pared, de tal forma que sirvan de columnas en las que almacenar pequeños utensilios. Estas últimas son posibles si llevamos a cabo una reforma a medida y totalmente personalizada de nuestra cocina.

Y es que, prescindir de los muebles altos ayuda a aligerar las paredes cuando la cocina es muy pequeña. Sin embargo, podemos colocar pequeñas estanterías o una balda corrida en la pared que nos sirvan como sostén de elementos decorativos o de algún pequeño electrodoméstico que empleamos con asiduidad, por ejemplo, la cafetera.

 

¿Deseas prescindir de muebles altos? Contacta con tu tienda más cercana, confía en nuestros profesionales del diseño y apuesta por un sistema de almacenaje perfecto.