Deseas renovar tu cocina y no sabes por dónde empezar, aunque tienes claro que buscas tres cosas que antes no tenías: mayor accesibilidad y funcionalidad, más poder de almacenamiento y un mobiliario que lo resista todo. Estás de suerte, porque a continuación te vamos a dar algunas pistas sobre cómo conseguirlo. 

 

Piensa en tu estilo de vida y en la cocina que necesitas

No hay una misma cocina para dos personas, ni dos parejas, ni dos familias iguales. Te ponemos varios ejemplos para que entiendas la importancia de diseñar tu cocina en función de tu forma de vida.

  • ¿Eres una persona soltera que vive sola y así quieres continuar? Quizás no necesites tanto mobiliario como piensas y puedas diseñar una cocina más despejada y minimalista, una cocina en la que incluso hagas espacio a una pequeña mesa para comer.
  • ¿Tu familia es numerosa y tus hijos, bebés? Necesitarás todos los metros de encimera que puedas para ubicar pequeños electrodomésticos y accesorios como el escurridor de biberones, el esterilizador, la batidora y las decenas de utensilios que vas a emplear en hacer purés y comidas, no lo olvides.
  • ¿Eres un cocinillas muy desorganizado? Pasa de las baldas descubiertas, tan solo conseguirás hacer más patente el caos. ¿Eres súper organizado? Las estanterías y los utensilios que dispongas en ellas te servirán de apoyo en la decoración de la estancia.
  • ¿Nunca cocinas en casa? Entonces prescinde de muchos muebles. Si optas por un lavavajillas pequeño y una vitro de dos fuegos, podrás incluso pensar en una cocina abierta al salón donde este último gane espacio.

Cada uno de nosotros necesitamos un tipo de cocina, por eso en Más Cocina le pedimos a nuestros clientes que nos cuenten cómo es su día a día, y diseñamos un mobiliario adaptado a sus necesidades.

 

Características comunes a cualquier tipo de mobiliario de cocina

En el punto anterior hablábamos de aquello que nos hace diferentes, pues bien, ahora vamos a hablar de aquello que todos necesitamos. Y es que, si algo buscamos absolutamente todos en la cocina es lo siguiente: mayor accesibilidad y funcionalidad. Para conseguir una cocina de estas características, debemos dar prioridad a varios elementos fundamentales que facilitan enormemente las cosas:

  • Cajones con sistema de amortiguación para un cierre silencioso y suave.
  • Armarios con baldas extraíbles, muy prácticos para guardar todo tipo de provisiones y tenerlas todas a la vista.
  • Un mayor protagonismo del mobiliario inferior respecto al superior.
  • Cajones “a la inglesa” o con gavetas, permiten tenerlo todo a mano y nos proporcionan hasta un 30 % más de espacio.
  • Accesorios para mantener cada cosa en su sitio como paneras, caceroleros, plateros, cuberteros, etc.

 

Más capacidad de almacenamiento

¿Además de accesibilidad y funcionalidad quieres ganar espacio de almacenamiento? En ese caso, deberías hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué vas a guardar exactamente en tu cocina? Si haces un listado de todo lo que necesitas almacenar y del tipo de mueble que antes no tenías y ahora demandas, te será mucho más fácil plantear una cocina a la altura de tus necesidades.

Otra buena opción es personalizar los muebles al máximo y hacerlos a medida para aprovechar hasta el último rincón. Para eso, hay que salirse de los muebles estándar y optar por módulos que te dejen realizar diferentes composiciones y adoptar diversos anchos, largos y profundidades.

 

Un mobiliario que lo resista todo

Si buscas resistencia, durabilidad y calidad en los acabados, confía en un buen fabricante. En Más Cocina trabajamos para conseguir la máxima calidad en nuestro mobiliario como empresa dedicada no solo a la distribución y comercialización, sino también a la fabricación de muebles de cocina.

 

No importa el estilo que escojas: rústico, minimalista, industrial, vintageEn Más Cocina sabremos dar respuesta a tus gustos y necesidades con muebles y encimeras diseñadas para resistir y ofrecerte todas las ventajas de las últimas innovaciones en mobiliario. Acércate a nuestras instalaciones y te asesoraremos sobre el tipo de material más adecuado en función de tu estilo de vida y presupuesto.