Son tendencia por su practicidad, belleza y porque crean espacios diáfanos y luminosos donde se vive de otra manera. Las cocinas abiertas al salón y al comedor nos invitan a compartir momentos con la familia, a conversar mientras hacemos la comida o vemos nuestro programa favorito en la televisión, y nos permiten aprovechar el espacio disponible dentro de nuestro hogar al máximo.

¿Has pensado en diseñar tu nueva cocina abierta al salón y al comedor? Sigue estos prácticos consejos sobre cómo abordar un nuevo estilo open concept y lejos de arrepentirte, desearás haber tomado antes la decisión.

Profesionales expertos en armonizar espacios

Si vas a integrar tu cocina, salón y comedor en una misma estancia, es importante que cuentes con profesionales capaces de asesorarte sobre las fórmulas más idóneas para que todo el conjunto guarde un equilibrio perfecto.

No importa si optas por el contraste de las distintas zonas (cocinado, relax, comedor…) o por que la uniformidad impere en toda la estancia, en Más Cocina sabremos responder a tus gustos estéticos aprovechando los recursos a nuestro alcance para que todas ellas estén perfectamente integradas en la que será, sin duda, la parte más importante de tu hogar.

Además, te daremos algunos consejos imprescindibles para diseñar tu cocina abierta al salón estéticamente atractiva y mantenerla siempre en orden, pues permanecerá en continua exposición, y evitar que genere ruidos y malos olores que puedan propagarse por toda la estancia.

Recuerda que las cocinas abiertas al salón y comedor no son exclusivas de viviendas muy pequeñas, todo lo contrario, funcionan de maravilla en casas amplias donde la disponibilidad de metros cuadrados nos deja jugar con la composición y distribución de los espacios hasta tal punto que podemos diseñar cocinas en el mismo centro del salón. 

En viviendas pequeñas, las cocinas abiertas nos permiten aprovechar al máximo el espacio disponible, convirtiendo, por ejemplo, una barra que debe delimitar el espacio de cocción en una mesa ideal para comer. En este sentido, el mobiliario funcional y versátil es tu gran aliado.

De la neutralidad al impacto visual: cocinas abiertas para todos los gustos

Como hemos comentado, tienes dos opciones a la hora de diseñar tu cocina abierta al salón y comedor: la de un estilo donde cada zona marque la diferencia, o la de otro donde la integración entre la cocina y el salón sea perfecta. Ambos requieren formulas específicas que darán como resultado la vivienda que siempre quisiste, acorde a tus gustos.

En el primer caso, las baldosas hidráulicas y los azulejos geométricos serán tus grandes aliados en la cocina. Con ellos podrás decorar el frente de la misma o la barra que empleas para delimitar ambos ambientes de forma original e impactante. Sin embargo, la pintura plástica o el microcemento son mucho más recomendables para cocinas que tratan de pasar desapercibidas en el conjunto de toda la estancia. Apostar por colores neutros empleados en el salón y en el comedor te ayudará a conseguir ese efecto de concordia que buscas.

Lo mismo ocurre con el suelo. Si quieres un efecto uniforme y más amplio, deberás elegir el mismo tipo de baldosa, madera, etc., para toda la vivienda, de lo contrario, tendrás que diferenciar la cocina del resto con otro tipo de revestimiento.

El uso de electrodomésticos panelados, de una encimera en tonos neutros y la incorporación de mobiliario de cocina en los mismos colores y acabados que el dispuesto en el salón (normalmente en mate o madera) te ayudarán a integrar el diseño de la cocina en el salón, o viceversa, ya que dependiendo de si se trata de una vivienda de nueva construcción o de una estancia que quieres reformar, deberás adaptar un espacio al otro por cuestiones técnicas y de economía. ¡Ven a Más Cocina y te asesoraremos para lograr el espacio ideal!